226ERS. Décimo aniversario.

226ERS. Décimo aniversario.

 

Los mecanismos que rigen la memoria y el almacenamiento de recuerdos son bastante ambiguos. Mientras muchos de mis amigos conservan vivencias de los años de su infancia e incluso anteriores, en mi caso es muy diferente dada la escasez de éstos. Sin embargo, sí que recuerdo perfectamente mi décimo cumpleaños. Tengo la imagen nítida en mi memoria de salir de casa un sábado de la mano de mi padre, imagino que para comprar algún regalo, y cómo me decía que ya tenía tantos años como dedos en las manos.

10 años para un niño no son muchos. Aunque nos sintamos ya mayores, en el fondo aún nos queda toda la vida que recorrer, y nuestra experiencia en la toma de decisiones es relativamente baja. Sin embargo, para una empresa, 10 años es un tiempo más que considerable para hablar de consolidación.

Para el que escribe esto, 226ERS ha estado ahí desde prácticamente siempre.

 

 

Recuerdo en 2013 cuando realicé mi primer ultra en montaña, Cavalls del Vent, que las sales que tomaba cada 45 minutos ya llevaban ese nombre tan llamativo que todavía no sabía que era la suma de los kilómetros que se hacen en un triatlón ironman. Posteriormente, comencé a usar más productos de esta marca: geles, barritas… Y hoy sigo haciéndolo, sin salir a correr durante más de una hora sin que me acompañe ese producto llamado Vegan Gummy Bar.

226ERS cumple ahora 10 años alimentando los sueños de deportistas de muy distintas disciplinas que apuestan por esta marca para llevar su rendimiento al máximo, a la vez que se cuidan comprendiendo la importancia de consumir productos de la máxima calidad. Nadie en sus comienzos podría prever que la marca que nació en un pequeño despacho del piso de Alcoy en el que vivía Jesús Sánchez Bas, su fundador, iba a operar hoy en 14 mercados y vendiendo online a través de su propia web o de plataformas como Bulevip, Amazon, El Corte Inglés y Deporvillage, siendo sus productos una referencia para el resto de marcas y una casi necesidad para atletas como Javier Gómez Noya, Javier Guerra, Iván Raña, Saleta Castro, Joan Pedrero, Daniel Mateo, Iván Álvarez, Pablo Villa, Leire Martínez, Eneko Llanos, Marta Galimany, Adrián Ben, o los equipos Movistar Team, DriveX Team o Road to Success, entre otros.

Hoy en día, los deportistas que confían en 226ERS están utilizando casi 2 millones de cápsulas de sales, cerca de 400.000 barritas y más de 8 toneladas de geles energéticos en sus entrenamientos y competiciones, sabiendo que en sus ingredientes sólo encuentran productos naturales y de primera calidad. Además, dada su concienciación ecológica, trabajan por conseguir llegar a ser una empresa 100% ecofriendly.

Desde Kissthemountain queremos felicitarles y animarles a seguir trabajando en esa línea. Para nosotros, 226ERS es confianza, calidad, sostenibilidad, diversidad, seriedad, responsabilidad, trabajo, referencia, esfuerzo y amor por el deporte. Son diez sustantivos, uno por cada año de vida.

Y vuelvo al inicio de estas líneas.

 

 

Es obvio que un año para una empresa es más tiempo que para un ser humano. 10 años suponen en este caso una edad que refleja madurez. Pero que ésta no se lleve por delante la ilusión ante la vida de un niño cuando por fin puede utilizar todos sus dedos para contar su edad.

Un abrazo fuerte para Jesús y Ángel en representación de todo el equipo de personas que hay detrás de 226ERS.

Las imágenes que acompañan a este artículo son de algunos de los productos y prendas técnicas que 226ERS ha creado para conmemorar este aniversario.

 

 

 

 

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain