Adam Ondra. Reflexiones.

Adam Ondra. Reflexiones.

 

 

 

El hecho de que se suspendieran los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 no ha supuesto para Adam un golpe a su motivación, sino todo lo contrario. Cuenta con un año más para trabajar y seguir mejorando. Como él mismo nos dice, la individualización del entrenamiento para las tres disciplinas olímpicas le está haciendo incluso mejor escalador. Siente que aún tiene margen de mejora. Charlamos con Adam sobre la evolución de la escalada en general y de la suya en particular, mientras tocamos otros temas como su relación con Alberto Ginés o quiénes son los escaladores que han influido en su forma de entender la escalada.

 

 

Texto: Kissthemountain.

 

Kissthemountain: Hace unos días fue el tercer aniversario de Silence. Desde entonces, han ocurrido muchas cosas en la evolución de la escalada. Siento que esta disciplina se ha popularizado enormemente y en ello creo que figuras como Tommy Caldwell, Alex Honnold y Adam Ondra han tenido mucho que ver. ¿Estás de acuerdo conmigo? ¿Crees que los próximos cinco años pueden ser tan fructíferos como el lustro que va de 2016 a 2020? ¿Qué esperas de la evolución de esta disciplina, tanto a nivel competitivo como de consecución de otras vías 9c? ¿Sería posible dar un paso más hacia el 9c+ en los próximos años?

Adam: Es muy difícil explicar los motivos por los que la popularidad de la escalada ha aumentado tanto en los últimos años. Seguro que una de las razones clave es el hecho de que haya llegado a los Juegos Olímpicos, lo que la ha convertido en algo casi a nivel mainstream. Los rocódromos y su calidad también han aumentado como consecuencia del incremento en el número de practicantes. Ahora, en la República Checa, en las ciudades más grandes como Praga o Brno, casi cada persona, si no escala, al menos lo ha probado. Quizás esto sea una exageración, pero sí que estoy seguro de que el número de personas que escalan ha aumentado muchísimo. Y así pienso que es prácticamente en todo el mundo occidental. En Asia, la popularidad seguirá seguramente creciendo en países como China, Corea, Japón y algunos otros. Creo que no es muy sorprendente porque la escalada tiene un potencial increíble para la gente que incluso sólo escala en rocódromo que es como la mayoría lo hace, aunque sea sólo un par de veces a la semana y a un nivel no muy alto. En lugar de ir al gimnasio o a jugar al squash, practican escalada para hacer algo por su cuerpo. Para mí, es sorprendente que la escalada no se haya convertido antes en un deporte de masas porque es muy divertido y, sobre todo, natural para nosotros. Creo que la escalada está en la genética y que todos nosotros como humanos queremos ver el mundo por arriba. Antes, mucha gente la entendía como una actividad peligrosa. En cambio, ahora se ve más fácil y accesible para todos. Por todos estos factores, creo que el número de escaladores que frecuentan estos rocódromos no para de crecer y lo hará aún más.

Lo que ocurrirá en los próximos cinco años es difícil de prever. Los últimos han sido como una revolución gracias a gente como Alex Honnold, Tommy Caldwell, Alex Megos o yo mismo. El caso de Honnold y su actividad en El Capitán fue algo increíble, y que su película haya recibido el Oscar de Hollywood casi más. Quizás Alex podría realizar otra actividad incluso más impresionante y loca, pero pienso que no tendría tanta repercusión porque no conozco ninguna pared tan mainstream como El Capitán. Muy parecido es lo de The Dawn Wall de Tommy Caldwell y Kevin Jorgeson. Tuvo muchísima repercusión porque fue en Yosemite y en Estados Unidos todo el mundo conoce este valle y sus paredes. Parecen tan imposibles e inaccesibles… Con estas dos grandes actividades, es difícil prever que los próximos años puedan ser comparables al período que tú mencionas. Quizás sí con vías más difíciles en multipitch o free solo, pero es complicado que esto tenga tanta repercusión.

En escalada deportiva, en los próximos cinco años creo que llegarán otras vías de 9c, pero si será posible o no dar un paso más hacia el 9c+ a corto plazo, te diría que en ese tiempo no creo. En 10 o 15, seguro que sí. Y en 20 o 25 veremos los primeros 10a. Para que algo pueda considerarse 9c+, en mi opinión, tiene que ser mucho más complicado que 9c, y eso es poco probable porque no creo que alguien, ahora, tenga nivel para hacerlo.

 

 

 

El hecho de que Alex Megos o yo hayamos conseguido un 9c en 60 días, no quiere decir que si necesitamos invertir 300, sólo por eso, pueda ya ser considerado 9c+. Creo que para que Alex o yo mismo podamos hacer 9c+, tiene que aumentar considerablemente el nivel de nuestra escalada. En bloque, seguro que veremos más 9a, aunque el 9a+ no creo que lo sea en los próximos cinco años. Pero quién sabe, quizás el interés por los Juegos Olímpicos de Paris de 2024 haga que gente muy fuerte se dedique a esta especialidad.

K: Si la anterior pregunta era relativa a la evolución de la escalada en general, me gustaría que nos hablaras de qué esperas en ti. ¿Has notado evolución, tanto a nivel físico como mental, en estos tres años desde Silence? Dedicándote como has estado a la parte más competitiva, ¿sientes que has conseguido progresos tanto técnicos como mentales?

A: Prepararme para las tres disciplinas de Tokyo me ha dado la posibilidad de trabajar con mucha gente, entrenadores y fisioterapeutas. La necesidad de individualizar mi entrenamiento al máximo me ha ayudado a explotar mis límites aún mucho más. Seguramente no es verdad que ahora escalo mucho mejor que cuando hice Silence, pero creo que sí que estoy en un escalón superior gracias a todos estos entrenamientos para la competición. Hoy soy un poco más completo. He trabajado mis partes débiles. Además, la cuarentena del COVID me ha permitido experimentar con mi entrenamiento olvidándome de proyectos de roca y de competiciones. Me ha dado la posibilidad de entrenar no planificando en función de eventos sino como realmente quería. Creo que gracias a esto pude llegar a un nivel para la prueba de la Copa del Mundo en agosto que nunca antes había tenido. Tengo esperanza de que en el futuro pueda mejorar en escalada deportiva y de que, quizás, un día, dentro de años, después de trabajar una vía durante mucho tiempo, hacer un 9c+ podría ser posible, pero todavía tengo que trabajar mucho.

 

 

 

K: “Es muy importante la posición de tus hombros en la escalada. Si no los colocas adecuadamente, estás utilizando más bíceps y pectoral, y esto puede no ser tan eficiente. Si la posición es mejor, compensas con toda la espalda que tiene mucha más fuerza que bíceps y pectorales. Pero para la mayoría de los escaladores es natural y casi instintivo seguir hábitos que quizás no sean los más adecuados. Por ejemplo, cuando tenemos dos verticales, hacer una comprensión con los pectorales. Esto es impulsivo en los escaladores. Pero es posible hacerla con los músculos de la espalda. Y como te digo, estos tienen más fuerza y el movimiento es entonces menos lesivo”. Esto nos decías en una entrevista que te hicimos en 2017. ¿Podrías decirnos algo relativo a la fisiología del movimiento que hayas mejorado o aprendido en estos tres años?

A: He mejorado mucho en la coordinación, en la fuerza dinámica y en el control de mi cuerpo.  Diría que considerar mis partes débiles, mejorarlas e individualizar mis entrenamientos para, por ejemplo, aumentar la resistencia o la resistencia de fuerza ha sido algo que me ha hecho aprender. Esta individualización ha sido clave y me ha permitido ver que hay espacio para mejorar. También cada vez aprecio más la importancia de la fisioterapia y del trazado de problemas. Esto tiene, en mi caso, mucha influencia en todas mis partes débiles.

K. En aquella entrevista también nos dijiste que, aunque no a corto plazo, veías a Alex megos como candidato a poder repetir un 9c. Parece que fuiste un tanto visionario. ¿Entra en tus planes a corto plazo probar Bibliographie?

A: Me gustaría probarla y siento mucha curiosidad por tocar las presas y ver cuánto de duro tiene. Hasta agosto de 2021, después de Tokyo, no podré, pero luego es bastante probable que vaya. Quizás, si me llega más motivación, podría intentar una primera ascensión de otro 9c o probar Bibliographie y repetir la vía de Alex.   

K: Creo que nadie aún se ha atrevido a repetir Silence. Sí que se ha hecho alguna variante y cierta experimentación -Seb Bouin y Whitakker-. ¿Echas de menos algún intento de repetición de Silence?

A: No creo que alguien haya probado Silence de verdad. Sólo se han tocado las presas y Whitakker ha testado una pequeña parte de la secuencia clave, pero pienso que, si alguien va en el corto plazo a probarla, será Seb. Como se dice, él tiene coraje para probar una vía tan rara.

K: “Por cuestión de motivación es importante tener un objetivo, pero cuando estoy entrenando o probando el proyecto, la motivación más importante para mí es disfrutar del proceso, tener objetivos pequeñitos”. Son palabras tuyas sobre Silence. Sé que te preguntan mucho por la situación actual que ha llevado a la cancelación de la gran cita prevista para 2020 y que con tanto esmero has preparado. ¿Afecta esto a tu motivación? ¿Sientes de alguna manera que retrasar un año tu vuelta a la roca supone un grandísimo sacrificio? ¿Echas de menos la roca?

A: Para mí la motivación nunca ha sido un problema. Cuando recibí la información de que Tokyo se posponía a 2021, quizás sentí aún más motivación porque un año adicional de entrenamiento no es una idea tan mala. Era una coincidencia bastante interesante porque podría trabajar con otro entrenador en República Checa y con otros fisioterapeutas. En todo este período, como te he dicho, he encontrado mucho potencial de mejora. Desde este punto de vista, me viene muy bien tener todavía un año más para entrenar.

No sólo escalo en rocódromo con preparación exclusivamente específica para los Juegos Olímpicos, sino que, para mantener la salud mental, también salgo a roca. He mantenido un buen equilibrio. En los últimos ocho meses he trabajado mucho y mejorado en este estilo de escalada necesario para la competición, pero a la vez he podido escalar un poco en roca y disfrutar.

 

 

K: Hace unos meses, invitaste a Alberto Ginés a entrenar contigo. En una entrevista que le hicimos nos hablaba de tu cercanía y sencillez, y de que se sintió realmente cómodo. ¿Cómo es tu relación con él? ¿Crees que, a nivel competitivo, puede ser uno de los nombres del futuro e incluso del presente?

A: Alberto es una persona increíble, un gran amigo y creo que tiene mucho potencial para el futuro, sobre todo en dificultad en competición, pero también para hacer vías muy duras en roca. Posee todo lo que necesita en su genética, y también una cabeza muy dura. Está muy motivado y creo que esto es una receta que puede funcionarle muy bien.

K. Adam, terminamos ya. Si pregunto a cualquier escalador por quiénes son sus fuentes de inspiración, la gran mayoría te nombraría a ti. Me gustaría invertir el destinatario de la pregunta. ¿A quién admiras? ¿Quiénes son tus fuentes de inspiración?

A: Admiro todos los rock stars de los que escribe Heinz Zack en su libro. Quizás la persona que más me ha inspirado haya sido Wolfgang Güllich, pero también todos los otros grandes escaladores sobre todo de los 80 o 90. Haber leído la bibliografía de Jerry Moffat o Ben Moon ha sido una pasada. Es increíble cómo la escalada ha cambiado en los últimos 20 o 30 años. De la época actual admiro mucho a Tommy Caldwell. Ha hecho grandes vías en Yosemite, y también en Patagonia y en otros lugares. Y sigue escalando a tope. En la parte femenina está Lynn Hill porque todo lo que realizó en los años 80 o 90 fue muy revolucionario e hizo cosas que los hombres no podían creer que fueran posibles para mujeres.

K: Te pido que cierres los ojos y que te traslades mentalmente a 2021, tras Tokyo. ¿Qué esperas de ese año en tu evolución como escalador?

A: El año próximo todo estará enfocado a Tokyo. Lo que pasará después todavía no quiero pensarlo para no distraerme demasiado, pero seguramente todo este año de preparación para los Juegos me puede funcionar muy bien en el futuro, y todas las partes débiles que estoy tratando de mejorar me ayudarán, con buen uso, en los meses después del verano. Tengo muchas ganas de ver qué pasa cuando pueda volver a la roca.

 

 

 

 

Compartir contenido
Tags:

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain