BUFF® Epic Trail | Skyrunning World Championships 2021

BUFF_Epic_Trail

BUFF® Epic Trail | Skyrunning World Championships 2021

 

 

Texto: Kissthemountain

 

Skyrunning. Donde la tierra y el cielo se encuentran. Aristas de una belleza desgarradora. Desniveles que conducen al cielo. Equilibrios imposibles y eternos. Silencios que gritan a voces. Desafíos, con toda el alma, al vértigo. Descensos que exigen lo mejor de uno mismo. Niebla, nieve, viento. Skyrunning. Desnivel. Altitud. Exigencia. Dificultad. Velocidad. Equilibrio. Control mental. Sacrificio. Habilidad. Pericia. Entrega. Concentración. Actitud. Fortaleza. Superación. Pasión. Correr en el cielo. Skyrunning. Amor por la libertad. Anhelo de lo extremo. Inspiración. Mares de nubes a nuestros pies y el horizonte al alcance de la mano. Miradas hacia dentro de uno mismo. Descubrimiento de nuestra fortaleza. Sonrisas internas.  Realización a través de una pasión infinita. Sin límites. Skyrunning.

 

 

 

Hace poco teníamos la suerte de hablar con Fabio Meraldi, uno de los pioneros del skyrunning. En un momento de la conversación le leíamos unas palabras de otro de los creadores de este concepto de competición, Marino Giacometti: “En el año 1991, organizamos la primera carrera de skyrunning, pionera en altitud, que consistía en salir desde Courmayeur y ascender al Mont-Blanc. Aquel día corrimos sólo cinco personas. Aquella experiencia, la primera ascensión con un dorsal de la historia, fue algo que a todos nosotros nos marcó de manera muy especial”. Al pedirle a Fabio que nos hablase de estos orígenes, con una gran sonrisa en el rostro, nos decía: “Sí, la primera carrera fue en 1991, mientras que en 1992 comenzaba el primer circuito. Te hago una pequeña introducción. Cuando supe que Giacometti había creado estos récords de ascenso y descenso rápido en la montaña, fui consciente de que ya se estaba haciendo en alpinismo. Christophe Profit, Erhard Loretan lo hacían, e incluso yo mismo ya estaba escalando las montañas de mi zona a toda velocidad. Como montañista, otros y yo le habíamos dado un valor ético al ascenso y descenso mirando siempre el reloj, pero no existía una regulación, un sistema de control que certificara los resultados. Cuando Giacometti concibió este skyrunning, estas carreras, estas actuaciones en la alta montaña, se abrió un pedazo de mi corazón. Inmediatamente pensé que ésta era mi forma de correr. Ya el nombre, skyrunning, corriendo cerca del cielo, es como cuando ves a una mujer hermosa. Es decir, me tomó con su corazón y quedé totalmente conquistado. Creo que correr cerca del cielo nos hace no sólo afortunados sino los elegidos que pueden llegar a tocar esos extremos tan altos. Realmente corres con el corazón, no sólo con la fuerza. Lo haces de tal manera que tienes que liberar toda una serie de instintos, no sólo para sobrevivir sino para hacer una buena performance. Poder correr sobre un glaciar donde no hay cuerdas fijas es realmente extremo”.

Han cambiado aspectos desde ese año 1991, pero la esencia sigue siendo la misma: correr hacia el cielo para tocarlo con las manos. A Marino Giacometti y Fabio Meraldi, habría que sumar los nombres de Bruno Brunod, Danelle Balengee, Matt Carpenter, Ricardo Mejía, Ettore Champretavy, y algún otro que mi memoria no llega a recordar, como los pioneros de esa disciplina que nació con un concepto tan básico como salir desde un pueblo de montaña, hacer la cumbre más representativa y volver a toda velocidad al punto de partida. A estos nombres les siguieron otros muchos que en algún momento de su carrera deportiva se han proclamado campeones del mundo de Skyrunning:  Kilian Jornet, Laura Orgué, Luis Alberto Hernando, Maite Maiora, Stian Angermund-Vik, Caroline Chaverot, Marco de Gasperi, Jonathan Albon, Ragna Debats y muchos otros que se han convertido en referentes para todos los que amamos este deporte.

El próximo mes de julio, del 8 al 11, continuará la historia que se vio interrumpida el pasado año por la situación que todos conocemos, y seguro que algún otro nombre, como los mencionados hace un momento, pasará también a la historia de este deporte. 

Barruera, mágico pueblo de la Vall de Boí, será el epicentro del skyrunning mundial en el marco del BUFF® Mountain Festival. Los mejores corredores de cada disciplina se encontrarán en un evento con distintas carreras que van de la explosión de juventud y potencia del Kilómetro Vertical, a la gestión del ritmo y la alimentación de los corredores de Ultra, pasando por la modalidad Sky, la clásica, donde se forjaron las grandes leyendas. Competiciones por encima de los 2.000 metros de altitud, pendientes de más del 30% y algunas trepadas que no superen el II grado, en el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, el reino de los lagos. 

Fuera de los campeonatos, hay previstas dos pruebas más: BUFF® Epic Trail 26K | 1.800+ y BUFF® Epic Trail 12K | 480+.

¿Alguien da más?

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain