Campeonato de España de Trail Running 2020 El Paso. Ellas. La más bella batalla

Campeonato de España de Trail Running 2020 El Paso. Ellas. La más bella batalla

 

“He llegado hasta el kilómetro 42 o 43 liderando. Sólo me han faltado dos, pero me alegro de la victoria de Gisela como si fuera mía. Es una chica muy humilde que dice las cosas como a mí me gusta: compitiendo”.

 

Texto: Kissthemountain.

 

Estas palabras pertenecen a la gran corredora Oihana Kortazar, un icono en el mundo de las carreras de montaña que ha sido varias veces campeona de España, de Europa y del Mundo y que cuenta con victorias en las carreras más importantes a nivel tanto nacional como internacional. Y el valor de esta declaración está en el momento de lanzarla. Se le acaba de escapar una prueba a falta de tan sólo dos kilómetros en la que ha dominado desde la primera rampa. Las pronuncia casi exhausta por el esfuerzo y con total sinceridad. Le ha ganado una chica 10 u 11 años menor. La admiración entre ellas es mutua. Podrán haber librado una dura batalla, pero el reconocimiento final por parte de Oihana está ahí. En esto, las carreras de montaña son diferentes.

 

 

Gisela Carrión ha entrado en meta vacía. Esta vez no ha brindado su habitual sonrisa al cruzar la línea de llegada. Nada más hacerlo ha caído al suelo rendida al cansancio. Cuando consigue recuperarse un poco, acude a la zona mixta y ante la pregunta de cómo ha ido la carrera, ella en lugar de sacar mérito a una victoria muy difícil por el nivel de sus rivales y por la extraña situación que vivimos, se ha dedicado a agradecer la labor de la organización, voluntarios, prensa y resto de colectivos que han hecho posible la celebración de este Campeonato de España de Trail Running RFEA. Ante la insistencia del entrevistador, ya por fin comenta cómo se ha sentido en carrera, pero pareciendo quitar mérito a lo que ha conseguido.

Y lo que ella ha logrado tiene un valor enorme. Eran pocas corredoras, apenas ocho, pero de un nivel altísimo como se ha demostrado en la alternancia de puestos. Sólo han llegado a mandar Oihana y Gisela, pero la lucha entre Azara, Marta, Virginia y la misma Gisela ha sido espectacular.

 

 

En segunda posición han llegado a estar al menos cuatro corredoras -Oihana, Gisela, Azara y Marta-. Puede que también Virginia, pero no puedo confirmarlo puesto que todo ha ido muy rápido, tanto como para que en una distancia de 45 kilómetros se hayan empleado poco más de cuatro horas. Esto es casi volar. Es espectacular. Es una de las luchas más bonitas que se recuerdan. Y volviendo a lo relatado en el párrafo anterior, Gisela, en lugar de sacar pecho, se dedica a dar las gracias. En esto, también las carreras de montaña son diferentes.

Como también lo es la relación que se establece entre los distintos corredores y corredoras. Es obvio que en competición todos quieren sacar lo mejor de sí mismos para encontrar un sentido a la dureza de los entrenamientos. Pero, y lejos de tópicos, la relación entre ellos cuando no hay un dorsal de por medio es de amistad y respeto. La tarde del viernes me encontré con Gisela, Montse y Marta. Estaban comprando agua en un supermercado cercano al lugar donde se han hospedado. Me pidieron que las llevara allí. En el coche, las bromas entre ellas fueron constantes. Son amigas.

 

 

Como también lo son Júlia, Virginia, Mónica o Azara. Y en esto, la montaña también es diferente.

Me ha gustado especialmente la salida de este Campeonato de España. He estado tentado a escribir la parrilla de salida, porque eso es lo que parecía. Las ocho corredoras -al igual que en los hombres- esperaban la llegada de su turno para salir como si coches de Formula 1 o motos de MotoGP se trataran. Separadas con la obligada distancia de seguridad y con las mascarillas como si fueran los cascos, de su rostro sólo se podían ver sus ojos llenos de concentración. Sabían a lo que habían venido. 45 kilómetros es una distancia que no te permite llevar un ritmo cómodo como en una carrera ultra, pero que tampoco se aleja de una prueba de 21. Hay que salir a todas desde el principio. Y eso que en los primeros 10 kilómetros de la prueba ya se ha salvado un desnivel de casi 1.000 metros.

Gisela Carrión, Oihana Kortazar, Marta Molist, Azara García, Virginia Pérez, Mónica Vives, Montse Martínez y Júlia Font nos han brindado una carrera que se tardará en olvidar.

 

 

Y el lugar elegido no podría haber sido mejor. El Paso es una localidad que lleva años apostando por hacer del trail running una seña de identidad. El entorno es privilegiado, el circuito de Reventón Trail El Paso es de una belleza que parece competir con su dureza, los habitantes de esta zona de la isla de La Palma están volcados con esta disciplina deportiva, y su equipo organizativo está compuesto por unas personas que, al igual que las protagonistas de este artículo, no han dejado de luchar apoyados en la creencia de que este campeonato era posible, y de que su localidad es un lugar icónico en el mundo de esas carreras en las que, a diferencia del atletismo más convencional, el ritmo cardíaco es capaz de llegar a su máximo, mantenerse, descender y volver a su más alto nivel de exigencia. Porque en esto, también las carreras de montaña son diferentes.

Los tres primeros puestos del podio los ocuparon Gisela, Oihana y Marta. Pero ¿es esto realmente lo más importante? 

 

 

 

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain