Júlia Font. Deporte y vida. Pasión y profesión

Júlia Font. Deporte y vida. Pasión y profesión

 

 

Júlia Font es atleta y entrenadora. Su vida cambió cuando descubrió el mundo de las carreras de montaña con 17 años. Apasionada del deporte y el rendimiento, trabaja día a día para aumentar sus conocimientos y mejorar como corredora. Joven, con ganas, está haciendo de su pasión su profesión. Amante de la montaña, pero también del asfalto, defiende los beneficios y la necesidad de correr en llano para ser competitivos en trail. Hoy tenemos una interesante charla llena de motivación y ganas de aportar aire fresco al mundo de las carreras de montaña.

 

Texto: Álex Colomina | Kissthemountain

 

Kissthemountain: Hola Júlia. ¿Qué tal todo durante estos meses? Para la sociedad ha sido un año muy extraño y a todos nos ha cambiado algo la vida.

Júlia Font: Hola Álex. Está siendo un año raro, pero a mí, por suerte, no me ha cambiado mucho la vida. Estoy entrenando muy bien. Soy afortunada porque sigo corriendo y he competido mucho desde septiembre hasta ahora. Hay restricciones, pero no me afectan en mi día a día. También estoy estudiando un máster en Fisiología en Valencia y seguimos con las clases presenciales. Además, la gente que entreno es vía online, así que tampoco ha cambiado mucho este aspecto. Estoy contenta.

K: ¿Dónde has corrido en estos últimos meses?

J: En septiembre competí un 5.000 en pista para probar antes del Trail Cap de Creus. Más adelante, estuve en Azores, en las Golden Trail Series. Fueron cuatro días increíbles. Esta semana voy a competir en los 3 Días Trail de Ibiza. Después, si todo va bien, correré el Campeonato de España de Autonomías.

K: Es bonito ver cómo se va mezclando cada vez más la montaña y el asfalto. ¿Cómo fueron tus inicios? ¿Llevas haciendo deporte desde la infancia?

J: No. Empecé tarde a hacer deporte. Me salté la etapa de la adolescencia. Tenía 17 años. Iba a la montaña con mi primo y con mi madre. La primera carrera la corrí con ella, cuando aún no entrenaba. Tenía 16 años. ¡Una carrera de montaña andando! Nunca había salido a correr antes [Risas]. Un año después, con mi primo, salí a correr para preparar esa carrera y me encantaron las sensaciones. Antes no disfrutaba corriendo. Mi padre me apuntó a atletismo a los 16 y no le encontraba el punto. Más tarde lo enfoqué de otra manera y me empezó a gustar mucho ir a la montaña y competir. Me enganchó la competición.

K: ¿Dónde fue la primera carrera?

J: En Teruel, en Mosqueruela, un pueblo muy pequeño.

K: ¿Cómo fue evolucionando esa afición?

J: Algo que empezó sin más, simplemente por probar algo nuevo, se acabó convirtiendo en mi gran pasión. Ahora mi vida gira alrededor de esto. Es a lo que dedico todas mis energías. Correr ha sido un cambio muy grande y me encanta.

K: Es una pasada encontrar algo que te apasione y dedicarle todo tu esfuerzo. Para mí, dedicar el tiempo a lo que te motiva es lo mejor que hay en la vida.

J: En la vida te dicen que hay que buscar aquello que te gusta y explotarlo. Yo me di cuenta que con lo que más disfrutaba era entrenando y compitiendo.

K: Para los que nos gusta tanto el deporte, es muy interesante exprimirlo todo lo que podemos, tanto a nivel ocio como laboral.

J: Compagino mi vida como atleta con mi vida como entrenadora. Todo gira alrededor del deporte. Además, estudio un máster en Fisiología. Estoy muy centrada en el tema del ciclo menstrual y el rendimiento. He empezado a hacer el Trabajo Fin de Máster sobre ello. La pérdida de la menstruación en deportistas me interesa mucho. Quiero especializarme en entrenamiento para mujeres, no sólo en rendimiento y adultos, sino poder empezar desde más niñas. Ayudarlas y guiarlas en sus primeras menstruaciones. Es a lo que me gustaría enfocarme en el futuro. Quiero trabajar sobre esta vertiente de investigación y ayuda para adaptar entrenamientos.

K: Es muy interesante. Yo acabé INEF en 2009, hice bastantes asignaturas de rendimiento y es un tema que se tocaba poquísimo. No soy ni consciente de hablar de ello. Ya charlé con más gente sobre la importancia de profundizar en el asesoramiento de las niñas cuando tienen sus primeras menstruaciones. Me parece genial.

J: Yo tampoco hice nada en la carrera. Lo que sé es porque me he interesado. He leído mucho sobre el tema. Nunca nadie nos ha enseñado nada que deberíamos saber o hacer.

 

 

 

K: Imagino que después de empezar a correr decidiste orientar tus estudios al deporte y estudiar Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

J: Sí, así fue. En 1º de Bachillerato no tenía nada claro qué estudiar. Me interesaban cosas muy diferentes, pero no lo suficiente como para emprender una carrera. Al descubrir el mundo del deporte, me apasionó, y en 2º de Bachillerato fue cuando decidí que quería estudiar INEF.

K: Después de la carrera hiciste Nutrición y ahora estas con el máster de Fisiología.

J: Estudié un máster en Nutrición Deportiva porque me encanta el tema. Lo hice por aprender, por aportar más conocimientos a mis atletas y ayudarles en esa vertiente.

K: La nutrición es tan importante… El mundo del asfalto lo conozco poco, pero el del rendimiento en montaña bastante. Hasta hace pocos años éramos muy descuidados en ese aspecto. Incluso te hablo a alto nivel. Como se entrenaban altos volúmenes y se pasaban muchas horas en el monte, se pensaba que había barra libre de comida, pero no es así. Cada vez los y las deportistas se toman este aspecto más en serio.

J: Por suerte, ahora se da mucha más importancia a cuidarse. Al final es la clave. Puedes entrenar, pero descansar y comer bien es imprescindible. Hace poco escribí un post sobre ello. Hacer deporte y buscar rendimiento son dos cosas muy distintas. Si quieres estar a alto nivel en tu disciplina y vivir como un “profesional”, debes descansar y comer muy bien. Todo influye en el rendimiento. Y no necesariamente si vives de ello, sino que basta con que te lo tomes muy en serio.

K: Una tarea muy importante como entrenadora es la vertiente de psicóloga. Siempre hablamos de planificar, pero entender y apoyar a nuestros deportistas va mucho más allá de series, pulsaciones y umbrales. Escuchar a los deportistas, sus motivaciones y preocupaciones, para mí, es imprescindible.

J: No es sólo planificar. Hay que saber gestionar cómo llevar el entrenamiento de cada uno de los deportistas a los que diriges. Trabajar con sus emociones y altibajos es muy importante. La mayoría de deportistas que llevan los entrenadores son amateurs, tienen su vida, su trabajo y otras preocupaciones. Me gusta mucho. Debes conocer a la persona, entenderla y ayudarla. Cada uno necesita una cosa distinta y debes adaptarte.

 

 

 

Para la mayoría, el deporte es una afición que ocupa gran parte de su tiempo libre.

K: Imagino que tendrás a deportistas que, con la incertidumbre actual, lo pasarán mal sin saber si van a poder competir ¿Llevan bien entrenar sin saber cuándo van a poder ponerse un dorsal?

J: El primer confinamiento generó una mayor incertidumbre. Ahora pienso que es más fácil. Hablé con  todos los deportistas a los que entreno para cambiar el enfoque del entrenamiento y mejorar los aspectos más descuidados, los que en una planificación anual no puedes trabajar. Cuando hay competiciones, te enfocas en el rendimiento. Ahora es el momento de hacerlo en los puntos débiles de cada uno y trabajar sobre ellos. Lo llevan bien, y lógicamente yo también, porque lo que quiero es que estén contentos.

K: Muy interesante saber darle esa vuelta de tuerca al entrenamiento y buscar motivaciones diferentes a las de la competición que mantengan a los deportistas enfocados en diferentes objetivos.

J: Se mantienen motivados y es genial. También hacemos algún test corto para ver cómo están de forma y poder adaptar umbrales. Son pequeños objetivos y motivaciones que les ayudan mucho.

K: Antes hablamos de la combinación asfalto-trail. Hace unos años, los corredores de montaña huíamos del asfalto y de todo lo que pareciera medio llano. Los pioneros eran montañeros que andaban rápido por la montaña, y tras muchas horas de terreno técnico bajaban como cabras. Poco a poco, eso fue evolucionando, y los montañeros se fueron convirtiendo en atletas. Cada vez se entrena más en llano y es más complementario. Hay muchas diferencias en cuanto a volúmenes de entrenamiento y recuperación, pero hoy se ven más corredores de montaña en 10K, medias y maratones de asfalto.

J: Sí, así es. Últimamente, con el boom de la RFEA en el Trail, se hacen carreras más rápidas y si quieres estar delante tienes que entrenar en llano. Hay que ser rápido. De nada vale ser técnico y moverse muy bien entre piedras si no eres eficiente cuando se puede correr a altos ritmos, porque lo vas a perder todo. Veo genial poder combinar las carreras de montaña, el cross y el asfalto, porque las temporadas se pueden separar perfectamente. Yo hace un año que lo hago y estoy muy contenta. He descubierto el cross y es una disciplina que me encanta. Por eso animo a la gente que entreno a que lo prueben. También tengo la parte que tú comentas de corredores más montañeros que tienen cruzado el asfalto. Mi trabajo es hacerles entender que es necesario entrenarlo si luego quieren ser competitivos en montaña. Después, la mayoría lo agradecen y les acaba gustando. Ves que corres más rápido y vas mejor en montaña.

K: A nivel personal, ¿tu temporada de invierno es exclusivamente en llano?

J: Sí. La temporada pasada dejé de correr por montaña totalmente por primera vez y sólo hice asfalto y cross. Preparé 10K, corrí la Vallecana y después en Valencia. En Madrid hice 35’16”. En Valencia, en enero, me puse como objetivo bajar de los 35 minutos y no me salió bien. Después de competir, no acabé nada satisfecha, pero la realidad es que son tiempos muy buenos para una corredora de montaña. Ahora lo miro con perspectiva y estoy muy contenta. No me quedo sólo con un número, sino con la evolución de un año a otro. Hice tres carreras de 10K en un mes en 35 minutos y poco. Hoy en día, tengo muchísimas ganas de seguir mejorando en ruta.

 

 

En cross competí en el Campeonato de España y me encantó. Fueron cuatro meses en los que no hice nada de montaña.

K: Seguro que cuando empezó la temporada en montaña te adaptaste rápido e ibas muy bien de forma.

J: Sí. Con un mes de adaptación ya estás bien. Lo malo de este año fue que no pude saber mi estado de forma en montaña porque no competimos en primavera. Fue la primera temporada en la que dejé de hacer montaña para correr en llano y no pude comprobar cómo habría arrancado.

K: Espero que la temporada que viene puedas comprobarlo, porque seguro que vas muy bien. Otro tema interesante para mí es la ultra distancia. ¿Crees que la gente infravalora las largas distancias y muchos la afrontan con poca preparación?

J: Creo que hay mucha gente que debería entrenar mejor para las carreras largas. No para ir más rápido, sino para hacerlo con más garantías. Tú ves la salida de una carrera de ultra y la mitad de los corredores no están bien preparados para correr tantas horas. Pienso que debería ser más progresivo. La ultra distancia no es para todos. Una carrera de 10, otra de 20, una maratón o un ultra son, casi, deportes distintos. No tienen nada que ver a nivel fisiológico. Mucha gente debería plantearse ir más en progresión y no entrar directamente a lo ultra porque esté de moda o sea más llamativo que las carreras “cortas”.

K: Estoy completamente de acuerdo. Primero hay que aprender, adaptar el cuerpo, coger experiencia… Son muchas cosas.

J: Así es.

K: Una vertiente actual de los deportistas de alto nivel son vuestros patrocinadores. Os facilitan poder ir a correr a sitios que de otra manera no sería posible. En tu caso, ¿cómo es tu relación con ellos?

J: Este año he empezado con 226ERS y con Nike en el Wild Trail Project. El trato recibido es muy bueno. Me facilitan hacer muchas cosas y el año que viene seguiré con ellos. Los productos de 226ERS son de muy buena calidad. Estoy encantada. En Azores fueron cuatro días de carrera y me sentó todo muy bien. Recuperé estupendamente de un día para otro. En las carreras por etapas, estar bien a nivel gastrointestinal es imprescindible, y que el producto te siente bien es muy importante. Tener el apoyo de marcas potentes me ha abierto las puertas para correr carreras bonitas y con un gran nivel.

 

 

 

K: Es una pasada, y más ahora con los tiempos que corren y las limitaciones que hay. Haber podido competir este año es algo que te llevas.

J: Por eso me siento tan afortunada. Cuando me preguntabas por los cambios en mi vida al principio de esta conversación, con lo mal que están muchos ámbitos de la vida, ya te he dicho que yo he tenido la gran suerte de poder seguir entrenando y compitiendo. No puedo quejarme.

K: A todos nos ha cambiado la vida, sobre todo a nivel social. Poder decir que la vida no te ha cambiado en exceso es muy bueno, como tú dices, para sentirte afortunada. Creo que a los que nos gusta la montaña y la tenemos cerca de casa podemos seguir disfrutando de nuestra pasión, ya que no interactuamos con mucha gente y nuestro tiempo libre no consiste en consumir.

J: Sí, es un lujo.

K: ¿Objetivos y sueños a medio plazo? Aunque ya hemos hablado de algunas metas, ¿qué te gustaría conseguir próximamente?

J: A nivel profesional, crecer como entrenadora, especializarme en el ciclo menstrual y rendimiento para poder implantarlo con garantías y ayudar a las chicas que corren. A nivel competitivo, como atleta de montaña, quiero seguir disfrutando del camino. Dedico mi vida y mi tiempo al deporte y quiero seguir mejorando y superándome a mí misma día a día. Me aporta mucho. Seguir compitiendo y hacerlo a nivel internacional es a lo que aspiro. Si pienso en cross, quiero poder competir bien a nivel nacional en unos años.

K: Seguro que te va a ir genial. Para acabar… ¿Con qué te quedas del mundo de las carreras de montaña?

J: ¡Qué pregunta más amplia [Risas]! Me ha aportado todo. Correr me ha dado tantas cosas… Mi vida gira alrededor del deporte. No me puedo quedar con algo concreto. Mis amigos y mi entorno están relacionados con el deporte, a nivel profesional, a nivel deportivo como atleta, los viajes para competir, los valores que se transmiten… Me quedo con todo lo que me aporta y lo que rodea el mundo de las carreras de montaña. Hacer deporte me ha cambiado mucho como persona y me encanta.

K: Un placer hablar contigo Júlia. Seguro te va a ir todo genial. Se nota que disfrutas haciendo lo que más te gusta. Que esa pasión dure muchos años. Yo no lo dudo.

J: Gracias Álex. Un placer también. Que te vaya muy bien.

Focalizarte en tu pasión. La vida son momentos y lo único que tenemos es tiempo. Dedicarlo a lo que nos llena es lo mejor que podemos hacer. Luchar por nuestra pasión, aprender, enseñar y mejorar.  La vida del deportista de alto rendimiento no es fácil. Se deben sacrificar muchas cosas, pero los beneficios son enormes. Pasar por esa etapa es muy útil para después ayudar y asesorar a los jóvenes. Unir experiencia y estudios es ideal. Vocación, pasión e innovación: la mezcla perfecta.

 

 

 

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain