Portugal 281 Ultramarathon. Doble vida, eternidad.

Portugal 281 Marathon_

Portugal 281 Ultramarathon. Doble vida, eternidad.

Portugal 281 Marathon

 

Texto: Kissthemountain.

 

KILÓMETRO 140,5. PORTUGAL 281 ULTRAMARATHON.

De nuevo la sensación de que no soy yo quien avanza sobre esta carretera sino que son los árboles y resto de elementos del paisaje los que se mueven en dirección contraria a la que llevo mientras permanezco quieto.

Esta percepción no sólo me ocurre en carreras de ultra distancia, sino también en la vida cuando la mala suerte parece cebarse conmigo presentando un obstáculo tras otro en mi camino. Sin ir más lejos, exceptuando las tres semanas previas a esta carrera, los últimos meses no han sido fáciles para mí. A los problemas en el trabajo de comienzos de año, se sumaron los de mi relación con mi pareja, Ana.

 

Portugal 281 Marathon

 

También el empeoramiento en la salud de mi madre coincidió con el incendio que arrasó la pequeña cabaña a la que solía ir cada fin de semana. Y todo ello mientras trataba de encontrar la forma física idónea para participar un año más en esta mastodóntica carrera. Y ahora, cuando acabo de superar el ecuador de la misma, siento que mis ganas de abandonar y subirme al coche del amigo que me ayuda son cada vez más fuertes. No puedo dejar de pensar que esta prueba que transita por la historia de Portugal es como la vida misma. Precisamente trato de dejar atrás todos estos pensamientos negativos analizando la similitud entre el devenir de la vida y el de esta carrera.

Y creo que no es mala estrategia. Las molestias en el cuádriceps izquierdo que comenzaron en el kilómetro 80 las comparo con el momento en el que recibí esa llamada de uno de los principales clientes de mi empresa para comunicarme que por motivos que no vienen ahora al caso, se veía obligado a reducir mis servicios a la mitad.

 

Portugal 281 Marathon

 

Portugal 281 Marathon

 

En el momento en el que me lo anunció tuve claro que tendría que abandonar esa idea de inversión a la que tanto tiempo e ilusión había dedicado. Fueron un par de semanas muy malas que superé recurriendo al ingenio para reorientar parte de mi actividad profesional. También trato de encontrar una analogía con la forma en la que superé mis problemas con Ana para intentar dejar atrás esa constante sensación de falta de sentido en seguir ganando kilómetros a esta carrera. Desde hace algo más de dos horas pienso que no merece la pena, a pesar de todo el esfuerzo dedicado al entrenamiento, seguir luchando para llegar al final. Pero al igual que abordé mi relación con Ana, sabiendo que debíamos reinventarla, intento superar este problema.

Porque sé que con la actitud adecuada todo tiene solución. La pérdida de esa cabaña me llevó a reconstruirla con mis propias manos y eso hizo que me evadiera en cierta medida de los problemas de salud de mi madre.

 

Portugal 281 Marathon

 

Conforme avanzaba en su construcción, también lo hacía el tratamiento que los doctores le aplicaron. Hace sólo una semana nos comunicaron que había dejado atrás la enfermedad. La vida no es más que eso: momentos de estabilidad que repentinamente se ven rotos por problemas que deben superarse para seguir avanzando por ella hasta que se presenten nuevos obstáculos. ¿No es esto mismo lo que se vive en una carrera de ultra distancia?

No tengo dudas en que la respuesta a la cuestión con la que termina el párrafo anterior es un rotundo sí. Cuando he llegado a la línea de meta de carreras algo más cortas, que me exigían luchar durante algo menos de 20 horas, siempre, en las reflexiones posteriores, he llegado a esa conclusión. Pero es que Portugal 281 Ultramarathon me llevará al menos el doble de tiempo.

 

Portugal 281 Marathon

 

Podría venirme de nuevo abajo, pero entonces es cuando pienso que si un ultra de alrededor de 100 kilómetros es como una vida, quizás los 281 de esta prueba me permitan vivir dos existencias. Y esto es para sentirse ilusionado. ¿Cuánta gente habría dado muchos años de su vida para poder volver atrás y enmendar ciertos errores? ¿Hay alguien a quien no le gustaría vivir dos veces?

De nuevo me siento con fuerzas para seguir. Proença-a-Nova no está tan lejos. Y ahora, ni siquiera sé si quiero que los kilómetros pasen rápido. Porque quiero vivir eternamente.

 

 

 

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     

div class="col-lg-12 text-center">

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain