Transvulcania 2018. Mágica

Transvulcania

Transvulcania 2018. Mágica

 

Fotografía: Selu Vega

Texto: Kissthemountain

M e gusta imaginar que en esta edición de Transvulcania, la décima, el momento de entrada en meta de Pere Aurell proclamándose vencedor, coincidía con el final de la bajada a Tazacorte de Ida Nilsson. Son dos momentos muy especiales y llenos de magia que todo el mundo que ha tenido la oportunidad de realizar esta prueba, guarda en ese cajón de la memoria donde van  los recuerdos más intensos.

Pere Aurell recorre los últimos metros alfombrados y, sorprendido, se da cuenta de que Salvador Calvo, ganador de la primera edición, abrazado a Tim Freriks, ganador de la última, gritan su nombre para darle la bienvenida al olimpo de los ganadores de Transvulcania. Pere sonríe y se emociona cuando alguien choca su mano contra la suya. Es Miguel Heras. A su lado, Kilian Jornet le guiña un ojo. Pere Aurell nunca hubiera imaginado un recibimiento así. Repasa mentalmente los nombres de aquellos que han ganado alguna vez Transvulcania. Enseguida viene a su mente el de Luis Alberto Hernando, justo en el momento en el que le ve mirándole a escasos veinte metros de la línea de llegada con su hijo sobre los hombros. Sabe que está olvidando un nombre de aquellos que han cruzado en primera posición la mítica meta de Los Llanos de Aridane. No consigue recordarlo, pero justo en el momento en que alza los brazos como vencedor de esta décima edición, oye claramente entre los gritos del público un “well done, Pere!”. Reconoce su acento y su voz. Es Dakota Jones.

 

Transvulcania

 

Coincidiendo con ese instante, Ida Nilsson da la última curva antes del avituallamiento de Tazacorte. Conoce perfectamente lo que espera. Una multitud le gritará dándole ánimos para afrontar los durísimos cinco kilómetros que le separan de coronarse tricampeona de Transvulcania. Busca con sus ojos a los suyos para que le ayuden con lo planificado. No los ve. Se acerca un poco desorientada a las mesas donde están las voluntarias y atónita contempla como Anna Frost es la encargada de darle agua mientras Nerea Martínez llena los depósitos de su mochila. Marta Prat, ganadora de la primera edición, le recuerda que debe coger algo de comida para esos últimos kilómetros mientras Mónica Aguilera le da un trozo de plátano. Está desconcertada. Todas las ganadoras de las pasadas ediciones están haciéndole la asistencia. Las lágrimas están a punto de aparecer en sus ojos. Entonces decide que no puede perder más tiempo. Justo en el momento en el que arranca reconoce claramente una voz. “Wait, Ida!”. Es Emelie Forsberg quien se acerca a darle una cápsula de sales.

Esto no es más que un cuento que termina en el podio. Pere Aurell e Ida Nilsson se abrazan y sonríen al público que les aplaude. En las primeras filas distinguen los rostros de Iker Karrera, Uxue Fraile, Andy Simonds,  Núria Picas, Marco Olmo, Anna Comet, Zaid Ait Malek, Ruth Croft, Dani García, Maite Maiora, Sage Canaday, Anne Lise Rousset, Ludovic Pommeret, Hillary Allen, Nicolas Martin, Eugenia Castro, Txus Romón, Nikki Kimball y de muchos otros que alguna vez han estado en ese podio al que todos hemos soñado subir. ¿Por qué no? Transvulcania es magia.

 

 

Palmarés 2009

Salvador Calvo.  1

David Gª Galván.  2

Marco Olmo.  3

Alberto Rodríguez.  4

Fco. Javier Villalba.  5

 

Marta Prat.  1

Eugenia Castro.  2

Carmelo Del.  3

Pilar M. Isidro.  4

Isabel Allgaier .  5

 

Palmarés 2010

Miguel Heras.  1

Fco. José Rodríguez.  2

Jordi Martínez.  3

Salvador Calvo.  4

Raul Morales.  5

 

Nerea Martínez.  1

Marta Prat.  2

María Gª Fuentes.  3

María Ruiz.  4

Mª Aranzazu.  5

 

 

Palmarés 2011

Miguel Heras.  1

Iker Karrera.  2

Txus Romon.  3

Matthias Dippacher.  4

Mohamad Ahansal.  5

 

Mónica Aguilera.  1

Meritxell Llinas.  2

Marta Prat.  3

Caterina Ponzano.  4

Silvia Menéndez.  5

 

Palmarés 2012

Dakota Jones.  1

Andy Symonds.  2

Kilian Jornet.  3

Francois D´Haene.  4

Iker Karrera.  5

 

Anna Frost.  1

Nuria Picas.  2

Nikki Kimball.  3

Darcy Africa.  4

Uxue Fraile.  5

 

 

Palmarés 2013

Kilian Jornet.  1

Luis A. Hernando.  2

Sage Canaday.  3

Timothy Olson.  4

Patrick Bringer.  5

 

Emelie Forsberg.  1

Núria Picas.  2

Uxue Fraile.  3

Nathalie Mauclair.  4

Emilie Lecomte.  5

 

Palmarés 2014

Luis A. Hernando.  1

Kilian Jornet.  2

Sage Canaday.  3

Tófol Castanyer.  4

Stephan Hugenschmidt.  5

 

Anna Frost.  1

Maite Maiora.  2

Uxue Fraile.  3

Enma Roca.  4

Anne Lise Rousset.  5

 

 

Palmarés 2015

Luis A. Hernando.  1

Dani García.  2

Blake Hose.  3

Dakota Jones.  4

Zach Miller.  5

 

Emelie Forsberg.  1

Anna Comet.  2

Myriam Marie Guillot.  3

Alicia Shay.  4

Magdalena Laczak.  5

 

 

Palmarés 2016

Luis A. Hernando.  1

Nicolas Martin.  2

Sage Canaday.  3

Andy Simonds.  4

Chris Vargo.  5

 

Ida Nilsson.  1

Anne Lise Rousset.  2

Ruth Croft.  3

Alicia Shay.  4

Hillary Allen.  5

 

 

Palmarés 2017

Tim Freriks.  1

Ludovic Pommeret.  2

Zaid Ait Malek.  3

Nicolas Martin.  4

Daniel Jung.  5

 

Ida Nilsson.  1

Anne Lise Rousset.  2

Hillary Allen.  3

Ragna Debats.  4

Eva Mª Moreda .  5

 

 

Palmarés 2018

Pere Aurell.  1

Dmitry Mityaev.  2

Thibaut Garrivier.  3

Marco de Gasperi.  4

Xavier Thevenard.  5

 

Ida Nilsson.  1

Mònica Comas.  2

Kelly Wolf.  3

Brittany Peterson.  4

Ekaterina Mityaeva.  5

 

 

Transvulcania es parte de la historia del trail running mundial. Es una de las grandes. Probablemente de las más. Y esto no es fruto de la casualidad. Se nota gran entrega y pasión no sólo en la organización de la prueba, sino en toda una isla cuya seña de identidad es precisamente esta carrera.

Tuve la suerte de tomar la salida en la edición de 2014. Han pasado ya cuatro años y sin embargo hay muchos momentos que quedarán para mí siempre marcados. Cualquiera que haya visto algún vídeo resumen de alguna de sus ediciones, los reconocerá en imágenes. Pero para aquellos que los hayan vivido, éstas se asociarán a unos sentimientos realmente intensos: la salida en el Faro de Fuencaliente, aún de noche, rodeado de multitud de corredores que saben que van a vivir una de las aventuras de su vida; el paso por Los Canarios donde todo el pueblo, niños y ancianos, se vuelcan con los corredores haciendo estallar indescriptibles sentimientos; el amanecer sobre un mar de nubes que en pequeños descuidos dejan ver el mar; la dureza del ascenso al Pico de la Nieve y al Pico de la Cruz donde el calor genera grandes dudas sobre la posibilidad de terminar esta prueba; la llegada al Roque de los Muchachos, emblema de esta prueba y que marca el inicio de uno de los descensos más frenéticos que existen en las carreras de montaña; la bajada al puerto de Tazacorte donde el vértigo se esconde bajo los sonidos de la música y de un público enfervorecido que espera a sus héroes; los últimos kilómetros en las calles de Aridane que son… Mejor vivirlos.

En el vídeo especial conmemorativo de su décimo aniversario, en los primeros minutos, una corredora, Pila Acosta, cuenta cómo cada año, al acudir a esta prueba, se dice lo mismo: “Corredor: sal, entra a la montaña con humildad, disfruta del paisaje, corona la cima y vuelve a casa”. Podrían parecer unas palabras más, pero no lo son en el caso de Transvulcania. Hay que tener muchísimo respeto ante esta prueba. A priori, sus números no asustan. Podrían ser los de muchas otras carreras en cuanto a kilometraje y desnivel. En Transvulcania los auténticos jueces de la misma son las temperaturas, la humedad y los ritmos. Son muy extremos. Por eso, las palabras de Pilar referentes a la humildad son uno de los mayores consejos que puedes recibir para afrontar esta prueba. También lo es las relativas a disfrutar del paisaje. Los de Transvulcania son de los más bonitos que pueden encontrarse. Son salvajes. Siempre he dicho que para mí La Palma no es sólo la isla bonita, sino más bien la isla salvaje.

Transvulcania está en la cumbre de las carreras de montaña. Esto es un privilegio que lleva consigo grandes responsabilidades. Transvulcania, junto a Zegama, Ultra Pirineu, Penyagolosa, Transgrancanaria, Dements, la Travesera de Picos de Europa y alguna más, deben velar porque este deporte siga manteniendo la esencia que lo ha visto crecer. El trail running está haciéndose mayor. Ya no es un niño en su infancia sino más bien un joven que entra en la adolescencia. Son edades difíciles que exigen el mayor de los cuidados y Transvulcania debe ponerse a la cabeza de sus protectores.

Transvulcania. Su atmósfera. Magia.

 

Más información sobre Transvulcania.

Compartir contenido

SUSCRIPCIÓN GRATUITA

SUSCRÍBETE Y RECIBE CADA MES
LA REVISTA KISSTHEMOUNTAIN
DE MANERA GRATUITA

 

     


 
 


 
 
 
 

info@kissthemountain.com







       © Copyright Kissthemountain 2020 | Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada | Granada. Spain      -       Términos del servicio | Privacidad | Política de Cookies


 

 


     


 

info@kissthemountain.com

       © Copyright Kissthemountain 2020
Bajo la atenta mirada de las caras norte de Sierra Nevada
Granada. Spain